Las nanopartículas de oro ayudan a curar el cáncer de próstata

Las nanopartículas reaccionan a las luces infrarrojas que se transforman en calor. Esta técnica les permite matar células cancerosas sin dañar a otros.

Durante siglos, los científicos han soñado con encontrar el método para convertir cualquier material en oro. En los Estados Unidos, los investigadores han logrado convertir el oro en una droga. Las nanopartículas del metal precioso pueden curar el cáncer de próstata.

Evitar los efectos secundarios.

La prostatectomía es una de las operaciones para tratar el cáncer de próstata. Consiste en extirpar la próstata y las vesículas seminales. Algunos hombres pueden experimentar efectos secundarios incómodos después de la cirugía, incluida la disfunción eréctil o la incontinencia urinaria. En el Hospital Mount Sinai en Nueva York, los investigadores están trabajando en alternativas a esta operación que tienen menos riesgo de efectos secundarios. En este estudio, probaron la tecnología Aurolase® en humanos después de validarla en células en el laboratorio y luego usarla en ratones.

Operación exitosa al 87.5%

16 hombres de 58 a 79 años participaron en la investigación. Todos tenían cáncer de próstata pero a diferentes niveles de gravedad. Las nanopartículas de oro usadas miden 150 nanómetros y están compuestas de un núcleo de sílice y una cubierta de oro. Cuando se someten a luces infrarrojas, absorben energía para convertirla en calor: esto mata las células cancerosas sin dañar los tejidos que rodean el tumor. Después de la operación, los participantes fueron seguidos durante 12 meses. La técnica Aurolase® fue efectiva para el 87.5% de ellos: las células cancerosas fueron erradicadas. Las nanopartículas son eliminadas naturalmente por el cuerpo después de la operación, algunas pueden permanecer en el bazo o el hígado, pero esto no tiene ningún impacto en la salud.

Hoy, el cáncer de próstata es el cáncer masculino más común en Francia. También es el más mortal después del cáncer de pulmón.