El exceso de hormonas puede causar ceguera en las mujeres.

La hipertensión intracraneal idiopática puede causar dolores de cabeza muy severos hasta la ceguera. Según investigaciones recientes, los altos niveles hormonales en las mujeres aumentan el riesgo de desarrollar este trastorno.

Dolores de cabeza muy fuertes, imposibles de aliviar, náuseas, visión borrosa o ceguera: la hipertensión intracraneal idiopática (HTIC) puede tener graves consecuencias. Investigadores de la Universidad de Birmingham en el Reino Unido muestran que puede deberse a un exceso de hormonas, incluida la testosterona, en las mujeres.

Mujeres obesas más afectadas

La hipertensión intracraneal idiopática es un trastorno neurológico, anteriormente conocido como "meningitis serosa". Las mujeres obesas tienen más riesgo que el promedio: hay de 19 a 21 casos por cada 100,000 personas contra uno o dos casos de cada 100,000 en la población general. El trastorno puede curarse mediante un cambio en el estilo de vida y algunos medicamentos, pero a veces requiere la instalación de una válvula dentro del cerebro que ayuda a transportar el líquido cefalorraquídeo desde el cerebro al resto del cuerpo. donde se absorbe naturalmente.

El papel de los andrógenos en la producción de líquido cefalorraquídeo

En esta investigación, los científicos compararon los niveles hormonales de 55 mujeres con HTIC con los de mujeres obesas y mujeres con síndrome de ovario poliquístico, porque este síndrome está relacionado con un exceso de hormonas. Descubrieron que las mujeres con HTIC tenían niveles hormonales que eran completamente diferentes de los otros dos grupos de mujeres: sus niveles de testosterona en la sangre eran particularmente altos. El nivel de hormonas androgénicas presentes en el líquido cefalorraquídeo también fue fuerte.

El líquido cefalorraquídeo es producido por tejidos llamados "plexos coroideos". El análisis de esta región del cerebro por parte de los investigadores les permitió formular una hipótesis: los andrógenos aumentarían la producción de líquido cefalorraquídeo, lo que puede aumentar la presión intracraneal. Este estudio es el primero en destacar el papel de los andrógenos en el HTIC. En octubre de 2018, investigadores de la misma universidad supervisaron la producción de las primeras recomendaciones internacionales para el diagnóstico y tratamiento de HTIC.

Vídeo: LOS PELIGROS DE USAR ESTEROIDES ANABOLICOS Y HORMONA DE CRECIMIENTO (Febrero 2020).