Obesidad y diabetes: los científicos identifican dos hormonas que pueden quemar grasa

Dos genetistas estadounidenses acaban de identificar dos nuevas hormonas para "quemar grasa". Su descubrimiento podría conducir al desarrollo de medicamentos para detener las enfermedades cardiovasculares, la obesidad y la diabetes tipo 2.

Dos moléculas naturales recientemente identificadas podrían ayudar a curar enfermedades cardíacas, obesidad y diabetes tipo 2. Fueron descubiertas por Jake Lusis, profesor de genética humana en la Escuela de Medicina David Geffen de la UCLA, y Becario postdoctoral de Marcus Seldin en el laboratorio del profesor Lusis, que publica los resultados de su estudio en la revista Metabolismo celular.

Restaurar la comunicación entre los tejidos.

Llamadas "notum" y "lipocalin-5", estas dos hormonas tienen la especificidad de acelerar la capacidad de nuestro cuerpo para quemar grasas. Lipocalin-5 también podría proteger contra la diabetes y curarla cuando se haya desarrollado. Esta hormona también mejora la capacidad del tejido muscular para metabolizar y absorber nutrientes, reduciendo el riesgo de obesidad y diabetes tipo 2.

Enfermedades como la obesidad y la diabetes interrumpen la comunicación entre los tejidos y los órganos individuales. La técnica desarrollada por los investigadores revierte este efecto. Al estudiar cómo están cambiando las funciones hormonales en personas con diabetes y enfermedades cardiovasculares, los científicos han podido identificar nuevas formas para que los tejidos restablezcan la comunicación normal.

Pruebas prometedoras en ratones

Los dos genetistas realizaron su investigación en ratones, que estudiaron las redes hormonales. Luego probaron estas dos hormonas en humanos y encontraron con satisfacción que las funciones que atribuían a notum y lipocalin-5 en ratones permanecieron constantes en humanos.

Nuevos estudios ampliarán su investigación, incluida la forma en que los humanos se comunican con diferentes tipos de tejido no relacionado. El profesor Lusis y Geffen también anunciaron que aplicarán este nuevo método para evaluar la comunicación de tejido a tejido a través de diferentes etnias y enfermedades. Esperan usar estas hormonas como base para el desarrollo de fármacos, particularmente para detener el desarrollo de la obesidad y la diabetes tipo 2.